Tratamientos Germinal

LOOK CASUAL

1. LIMPIA TU PIEL

Limpieza facial

Cuidar y preparar la piel es el primer paso en cualquier tratamiento de belleza. Limpia tu piel con el Agua Micelar de Básicos Germinal, indicada incluso para las pieles más sensibles gracias a sus activos calmantes obtenidos de “los lloros de la uva”. Una piel limpia e hidratada es indispensable para lograr que la piel se conserve joven a lo largo del tiempo y obtener buenos resultados de maquillaje.

Agua Micelar

2. HIDRATA Y PON COLOR A TU PIEL

Para dar vida a tu rostro aplica Acción Inmediata Efecto Maquillaje 02,  un vitalizador instantáneo que gracias a la interacción de los aminoácidos y extractos vegetales te ayudará a conseguir un efecto lifting inmediato, aportándote un leve matiz de color y unificando el tono de tu piel. Además mantendrá tu piel protegida de los rayos UVA gracias a su factor de protección solar 8.

Constituye una excelente base de maquillaje que además te aporta un efecto buena cara instantáneo que se prolonga por más de 8 horas.

efecto_maquillaje

¿Cómo usar Germinal Acción Inmediata Efecto Maquillaje?

Presiona el tapón de la ampolla hacia abajo hasta oír un pequeño “click”. Destapa la ampolla y aplica una pequeña cantidad de producto en la mano y aplícala en el rostro. Si buscas darte un toque de color y 02 te parece muy oscuro, ¡no te preocupes! puedes mezclar 02 con tu crema hidratante consiguiendo así dar un toque de color más suave a tu piel.

3. MAQUILLAJE

maquillaje3

Fija el maquillaje con polvos bronceadores y añade naturalidad con el colorete en la zona del pómulo, aplicándolo de dentro hacia fuera.

Para tus ojos, los tonos neutros son perfectos para mezclar con otros tonos y crear volumen. Aplica la sombra de ojos en el párpado móvil. Los tonos luminosos e irisados son perfectos para iluminar, aplícalos en la zona del hueso de la ceja. Aplica la máscara de pestañas. Recuerda que tu ampolla de Acción Inmediata te ayudará a mantenerte perfecta durante más tiempo al fijar tu maquillaje. ¡Di adiós al viejo truquillo de la laca!

El color de nuestros labios nunca luce igual de bonito que cuando lo aplicamos y tras unas horas suele acabar desapareciendo. ¿Cómo conseguimos que dure más? Basta con que apliques una pequeña cantidad de la base de maquillaje que hayas utilizado para tu rostro y luego añadas dos capas de color de labios que hayas elegido. Si además los exfolias antes y aplicas un poco de vaselina, el efecto será mucho mayor.