Sesión de belleza en una taza de té

28 septiembre, 2012

Al llegar el tiempo más fresquito, nos apetecen planes y actividades más relajadas. Y sobre todo, nos gusta estar rodeadas de nuestras amigas, y de nuestra familia o pareja.

Para ello, hemos pensado en proponeros un plan sencillo pero cargado de Efecto Positivo +: nos vamos a tomar té. ¡Lo mejor para sentirnos bien por dentro y por fuera! Pero antes de pasar una tarde en una de ellas, nos conviene saber qué tipos de té hay y cuáles pueden adaptarse mejor a nuestros gustos:

  • Té negro: de color marrón-rojizo, es el que más propiedades aromáticas posee, además de su alto contenido en teína. Perfecto para las que os guste el sabor y el aroma fuerte. Suele consumirse mucho en los desayunos o en las comidas por su efecto estimulante en el cuerpo y en la mente.
  • Té verde: es uno de los más consumidos, y con beneficios reconocidos para quienes desean cuidar su línea. Tiene un sabor muy suave, contiene menos teína que el té negro, es muy diurético y contribuye al equilibrio interior.
  • Té rojo: tiene un sabor menos amargo y ayuda depurar el organismo. Es una bebida ideal para aquellos días en que hayamos estado comiendo fuera y necesitemos suavizar el ritmo de comidas.
  • Té oolong: es una mezcla de té rojo y té verde con un sabor muy peculiar. Las amantes del té lo adoran. Entre sus beneficios nos gusta destacar que potencia las defensas, algo que en esta estación del año nos va a venir genial.
  • Té blanco: es el antioxidante más potente de la naturaleza, y lo llaman “el elixir de la juventud”. Además, contiene mucha vitamina C y E, y es el más relajante de todos.

Todos ellos son una maravillosa opción para aumentar la hidratación, la elasticidad, el flujo sanguíneo y el transporte de oxígeno a la piel.

Y además, para obtener mejores resultados, podemos combinar estos antioxidantes naturales con las ampollitas Germinal Acción Inmediata diariamente, las cuales contienen aminoácidos y extractos naturales que también oxigenan y activan el metabolismo de nuestra piel.

Y aquí viene un truquito Germinal: cuando estéis en casa, haced un poquito de té blanco más de la cuenta, y usadlo un día como tónico facial combinado con las ampollas Germinal Acción Inmediata. Primero exfoliaros la cara y el cuello, después aplicad con toquecitos el té blanco y a continuación, cuando la piel lo haya absorbido, podéis aplicar las ampollitas Germinal. Os quedará la piel aterciopelada, con un potente efecto lifting y muy luminosa.

En casa o fuera de casa, siempre será el plan perfecto para pasar cualquier tarde de sábado. O la de cualquier día…

¿Conocéis algún otro té que os gustaría destacar? :)

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Galería