Mujeres que revolucionaron el mundo de la belleza

8 marzo, 2018

El 8 de marzo celebramos el Día de la Mujer para reivindicar la importante función que cumplen las mujeres en el mundo laboral. Miles de mujeres han visto minimizadas sus aportaciones a lo largo de la historia por un sistema que no valora sus logros laboral. Desde el blog de Germinal queremos luchar contra ello y por eso os vamos a contar la historia de dos mujeres emprendedoras que revolucionaron el mundo de la belleza.

Mujer_blog

Helena Rubinstein

‘La mujer que inventó la belleza’ fue toda una pionera en su época. Viviendo en Melbourne descubrió que la piel de las australianas necesitaba una crema como la que creaban en su familia. Gracias al éxito de su crema Valaze, pudo abrir sola su primer establecimiento en 1905. Su inquietud por descubrir los avances en el mundo de la cosmética la llevaron a viajar por toda Europa, donde descubrió los tipos de piel existentes y las necesidades y tratamientos de cada una. De este modo, pudo trasladar esta especialización a sus productos, siendo clave para convertir sus cremas en una verdadera competencia en el mercado.

Poco tiempo después, Helena abre un segundo establecimiento en París. Sin embargo, con el estallido de la Primera Guerra Mundial se traslada Estados Unidos, donde convierte su negocio cosmético en todo un imperio de la belleza.

No tuvo que ser nada fácil para Helena luchar contra un sistema machista, renunciando a ser la esposa y madre perfecta. Igualmente, se convirtió en una de las primeras mujeres millonarias en el mundo y fue una de las precursoras del divorcio. Sin duda, Helena Rubinstain es un ejemplo de mujer brillante que antepuso sus ambiciones a los modelos establecidos para las mujeres a principios del siglo XX.

 

Madame CJ Walker

Seguramente no hayas escuchado este nombre tanto como el de Helena, pero su historia es igualmente digna de admiración. Hija de esclavos en Louisiana, Sarah Breedlove veía como miles de mujeres de su clase social perdían el cabello consecuencia de los malos hábitos de la época y la utilización de productos de higiene capilar con sosa cáustica en su composición.

En 1904, comenzó a trabajar para una empresa de cuidado del cabello para afroestadounidenses. Allí estudió la composición de estos productos de higiene y adaptó sus conocimientos sobre el cuidado del cabello a los productos. Años después, lanzó una gama de cosméticos y productos para el cuidado del cabello específico para mujeres afroamericanas en unos Estados Unidos donde la segregación estaba aún muy presente.

Madame CJ Walker se convirtió en la primera mujer millonaria por sus proyectos propios e hizo acopio de la valentía suficiente para luchar contra un sistema racista y machista que le puso constantes trabas en su mundo profesional.

 

Hoy en día hemos avanzado mucho en cuestiones de igualdad de género a nivel laboral. Sin embargo, continuamos viendo cómo muchas mujeres ven su sueldo reducido, son cuestionadas por tareas de corresponsabilidad y no pueden acceder a altos cargos por el techo de cristal, entre otras desigualdades. En Germinal queremos apoyar la igualdad de género en materia laboral y de toda clase, y os deseamos a tod@s un feliz Día de la Mujer.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Galería