Cómo recuperar tu pelo tras el verano

5 septiembre, 2017

¿Tienes el pelo áspero? ¿Sin brillo? ¿Color apagado?… son síntomas que has tenido un gran verano pasado por sol y agua, pero que dejan secuelas en tu cabello. Aunque lo hayas protegido, al final de esta temporada no luce el mismo aspecto que al principio de verano por eso, es el momento de devolverle toda la vitalidad siguiendo los consejos de Germinal para recuperar tu pelo tras el verano ¡Muy atenta!

RecuperaTuPeloTrasVerano

Dejar atrás el verano no es fácil: volver a la rutina, horarios, trabajo, gimnasio… Tras un perfecto verano de sol, playa y piscina el pelo ha perdido su genial aspecto porque está deshidratado, las puntas abiertas y un brillo más apagado ¿A ti te pasa? Es el momento de que le des un tratamiento un poco más especial y vuelvas a la realidad más guapa que nunca.

1. El toque suave

Aplica después de cada lavado acondicionador de medios a puntas. Alternado con esta técnica, una o dos veces por semana, sustituye el acondicionador por una mascarilla reparadora, te ayuda a recuperar la flexibilidad y el brillo del pelo.

2. Dale un respiro a tu pelo

Durante un tiempo procura no usar herramientas de calor como el secador, las planchas o tenacillas porque provocan que el pelo se reseque. Procura dejar el secado de tu pelo al aire.

3. Brilla más que nadie

Un gran truco casero para conseguir recuperar el brillo es que al final de cada lavado aclara, tanto tiempo como aguantes, el pelo con agua fría. Con el vapor el pelo se compacta y no consigues un resultado tan bonito.

4. Cuándo lavar el pelo

No es aconsejable lavar el pelo todos los días, y es que lleva ya una larga temporada a remojo, sobre todo si el pelo es graso. Si tu pelo lo necesita o tu estilo de vida reclama un lavado diario, opta por usar champús neutros o cien por cien naturales, sin una composición muy cremosa para no saturar el pelo. También puedes optar por los champús en seco, elimina la sobreproducción de grasa entre lavados y aporta volumen y textura al cabello.

5. Adiós a los nudos

Los pelos muy finos el mejor acierto es desenredarlos en la ducha  tras haber aplicado el acondicionador, el cepillo se deslizará solo. Los más abundantes, hay que cepillarlos después de haberlos lavado, con toda la humedad quitada .

¿El pelo rizado? Para conseguir un resultado bonito y definido, cepillarlo en la ducha y nunca más volver a tocarlos para que el rulo se forme bien.

Siguiendo estos consejos vas a lucir un pelo perfecto. Además, no te olvides que septiembre es el momento ideal para recuperar la hidratación de tu piel, necesitas un  cuidado especial para hidratarte en profundidad, y así volver a la rutina pisando fuerte.

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Últimos comentarios
Galería