5 errores que cometes al pintarte los labios

25 junio, 2019

Los labios son uno de los rasgos del rostro que más miradas acaparan. Llevar labial puede ser el complemento perfecto para tu outfit y lucir unos labios rojos en ocasiones especiales puede hacerte sentir como una diva. Pero, ¿por qué no consigues que queden perfectos? 

labios_postada_def

1- ¿Eliges el tono adecuado?

A todas nos ha pasado: dejarse llevar por las tendencias no es la mejor opción a la hora de elegir el color del pintalabios. Por más que nos encante ese color, a veces, simplemente no funciona en nuestra piel. Recuerda que los colores más llamativos van mejor con pieles más oscuras, mientras que los tonos más suaves, van más con pieles claras. 

 

2- ¿Aún no hidratas ni exfolias tus labios? 

¡Comienza a hacerlo hoy! No hay nada más importante que hidratar la piel; con los labios, es lo mismo. No hay peor enemigo para el lipstick que unos labios secos o agrietados. Y para que estén siempre suaves debes deshacerte de las células muertas. Puedes comprar con un exfoliante suave para labios o hacerlo tu misma con un poco de aceite de oliva y azúcar moreno. ¡Verás cómo tus labios lo agradecen!

 

3- ¿Aplicas prebase?

Después de preparar y limpiar tu piel, aplicar una ligera prebase sin color hará que el color dure más; pero ¡ojo!, esto no quiere decir que no deberás retocar el lipstick. Llévalo contigo y dale un retouch cada par de horas si no quieres que se estropee tu look. 

 

4- ¿Por dónde empiezas a aplicar el pintalabios?

La mejor manera de no equivocarte y seguir la forma natural de tu boca aún en esas líneas difíciles es comenzar a pintar siempre desde el centro de los labios y continuar hacia fuera. Si no eres fan del lip liner y te cuesta seguir las líneas de tu boca, ¡no intentes arreglarlo con los dedos! Puedes simplemente corregir el makeup con un bastoncillo o un algodón embebido en unas gotitas de agua micelar.  

 

5- Por último: ¿Retiras el excedente? 

¿Dejas marcas de pintalabios en la taza o en tus dientes? Esto sucede porque aplicas demasiado producto y no retiras el exceso. Para asegurarte de que esto no pase, simplemente aprieta un pañuelo entre tus labios de forma suave

 

Extra tip: 

Si usas labial líquido y quieres dejarlo más suave, aligerando el color, puedes pasar un algodoncito con agua micelar y presionarlo ligeramente sobre los labios para disolver el pigmento, dejando un tono más suave. 

 

¿Y para desmaquillarlos?

A veces nos da pereza pintarnos los labios porque luego no conseguimos desmaquillarlos completamente. Olvídate de los restos de makeup en tus labios con el gran aliado del makeup de labios: el Agua Micelar Germinal. Es perfecto para maquillaje waterproof o de larga duración y no dejará ni un resto de color en tus labios: las partículas magnéticas micelares absorben la grasa e impurezas, dejando la piel completamente limpia e hidratada en una sola pasada. ¡Desmaquillada, hidratada y a tacto de seda al instante!

Comparte este artículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Galería